Día de los muertos 11/01/13

November 18, 2013

 

 

IMG_3911

993

 

 

IMG_3907IMG_3895IMG_3891IMG_3890IMG_3888IMG_3887

IMG_3886IMG_38831022

963955944

937936911

900897886

8858811021 985 986

“Las aventuras de un epicúreo en España” por Brendan Clifford

April 8, 2013

El febrero pasado, fui a España como un estudiante de intercambio. Pasé tres semanas en el cielo. Los españoles, la cultura, y las vistas eran increíbles. Pero para mí, la parte más espectacular era la comida. Si yo aprendí una cosa cuando estaba en España es que los españoles son cocineros maravillosos.
La cultura española se centra alrededor de la comida. Cada persona en España disfruta un desayuno, un almuerzo grande, y una cena. También, hay unos postres y unas meriendas durante el día. Me encanta la comida del desayuno, como una tortilla española, o huevos con patatas. Adicionalmente, los españoles desayunan torrijas, un tipo de pan con canela y miel. Y nunca se puede olvidar una taza de café, claro.
Para los españoles, el almuerzo es la comida más importante del día. Lo comen a las tres (más o menos) y es tan importante como la cena en los Estados Unidos. Los españoles disfrutan de cocinar el almuerzo cada día también. Un almuerzo típico consiste de carne, como: lomo, pollo, o lo más importante, jamón. En España, el jamón es muy común, específicamente el jamón ibérico. Pero hay otros platos populares también. Hay albóndigas, una sopa con carne y tomate, y una sopa con frijoles, tomates, queso, y un poquito de vino. ¡Y no olvides el pescado! A los españoles les encantan el pescado y los mariscos: como pulpo frito, cazón en adobo, y camarones en salsa picante. Pero el plato más famoso en España es la paella, un plato delicioso con arroz de azafrán, pimientos, chorizo, y mariscos como camarones y mejillones. Esta comida es una de las comidas más deliciosas de todo el mundo.
En España, la cena es una comida pequeña que usualmente se come a las nueve o diez de la noche. Típicamente, los españoles sirven un bocadillo de jamón serrano o ibérico. También, comen salchichas o chorizo con un poquito de arroz o pan tostado. La cena es pequeña, pero es deliciosa también.
En España, el postre es muy común. En realidad, ¡a los españoles les encantan los dulces! La comida más popular son los churros, o masa frita con chocolate caliente. También, un postre común sería una tarta de manzana o melocotón; y hay una gran variedad de fruta. ¿Sabe que España es renombrado por su fruta cítrica? Cuando yo la descubrí, comía naranjas y mandarinas cada día. Y para concluir el día, un café siempre es necesario. Pero ¡tenga cuidado! El café es fuerte, y solamente los novatos agregan más leche.

“La nómada” Por Nicole Beerman

April 8, 2013

Muchas noches, antes de acostarme, empiezo a cuestionar mis raíces. Vengo de dos familias muy distintas: una con orígenes europeos y una de México; pero siento que no pertenezco a ninguna de ellas. Entonces, me pregunto ¿quién soy? Mi mamá mexicana no me enseñó a hablar español, y mis padres tampoco me presentaron las costumbres de sus propias raíces. Por eso, me siento norte americana: fuera de contacto con mis cimientos. Si no tengo los cimientos de mi identidad ancestral, ¿hay algo en mi sangre que me da los derechos de exclamar que soy de una u otra raza?

Aproveché mis raíces mexicanas cuando hice la solicitud para inscribirme en la universidad. Sabía que las universidades prefieren la diversidad y que podría ser una de los estudiantes identificados como minorías. Aunque soy mitad mexicana, lo cual es un porcentaje grande de mi ascendencia, nadie me describiría así. De todas maneras, yo usé mi linaje mexicano para asegurarme un puesto en la universidad. ¿Debería haber hecho esto o no?

Por otro lado, cuando estoy rodeada por latinos, siempre me presento como una blanca, y no es una sorpresa que ellos creen que soy más blanca que el “Wonderbread.” Entonces, mi identidad cambia con cada situación y con las personas que me rodean. Consecuentemente, nunca me siento como una persona completa.
Muchas personas son ciudadanas de algún país donde las costumbres forman diversos estilos de vida; pienso que soy una ciudadana del mundo, escondida entre las multitudes de culturas vibrantes y razas variadas. Lentamente, estoy llegando a aceptar que soy la gringa, la blanca, la mexicana, la chucha.
Mi identidad es transitoria.
Soy una nómada.

Fotos del Open House

March 30, 2012

 






Las fiestas: lo que tiempo puede cambiar, y lo que no puede

March 22, 2010

Yo odio el invierno, el frío, la nieve, el hielo. Yo odio Nueva Hampshire (el estado en que crecía) porque todas las personas que esquían siempre desean más nieve, y una Navidad blanca. No me importan nada la nieve, las montañas, o los esquiadores, pero me gustan mucho las fiestas; la felicidad, el entusiasmo, los colores. El espíritu de la estación es tan contagioso que nadie puede desconocerlo, y ahora que las tiendas han empezado tocando la musica de la Navidad, siempre estoy pensando en las fiestas. Muchas personas de mi familia han salido de sus hogares por la universidad, y ahora más que antes es importante tartar de mantener las tradiciones de nuestra familia.

Cada Navidad, mi familia celebra la fiesta más o menos lo mismo como el año pasado. La Noche Buena se pasa con el lado de la familia de mi madre, y después de abrir los regalos en el día de la Navidad, vamos a la casa de mi abuela para visitar al lado de mi padre. Pasamos los dos meses antes de la fiesta con muchos días de comprar, preparar, y festejar.

Tenemos cosas como un “intercambio de galletas”. Mi madre y yo cocinamos muchas, muchas galletas y las llevamos a la casa de mi tía Julie, donde las ponemos en la mesa. Otras mujeres hacen lo misma, y luego caminamos alrededor de la mesa. Tomamos galletas de cada plato, hasta que estén vacíos y tengamos una variedad de galletas. Otra cosa; a veces hacemos “papá Noel secreto”, cuando escogemos un nombre de un sombrero y no decimos a nadie a quien tenemos. Compramos regalos para esa persona y no escribimos nuestros nombres, hasta un el día cuando revelamos el nombre que teníamos. Es una actividad muy divertida y linda, porque podemos ser cómicos, si queremos.

Mi tradición favorita de las fiestas ocurre en la Noche Buena. Hay muchos niños en mi familia, pero algunos son muy jóvenes, como mi hermana, que tiene nueve años, y algunos son cerca de las edades de mi hermano y yo. Cada Noche Buena, los primos mayores alquilan una película de horror. Mi hermano y yo vamos a la tienda para escoger la película que vamos a mirar en nuestro sótano esa noche. Nosotros sentamos en el sótano oscuro, mirando una horrible película de horror, mientras el resto de la familia está arriba, hablando. La película tiene que ser de bajo presupuesto, porque es una parte de la tradición.
Nos quedamos en el sótano hasta que el Papá Noel viene, y luego tenemos que ir arriba para recibir regalos de su bolsa. Esta es la peor parte de la noche. Aunque la mayoría de nosotros tenemos veinte años, aun los mayores tienen que sentarse en el regazo de Papá Noel y decirle lo que queremos. Es muy molesto e incómodo, pero a los padres no les importa. Yo pienso que ellos gozan de mirarnos retorcer.

Aunque la familia es algo que siempre va a molestarnos en unas maneras, hay otras cosas que nos hacen amarla para siempre y extrañarla cuando salimos. No es tan facíl realizar todas las tradiciones hoy que estaba en el pasado, pero mantener las cosas que podemos nos ayuda mejorar el sentido que aunque mucho ha cambiado, siempre vamos a compartir las cosas que nos importan a juntos, aunque a veces sólo sean en nuestros corazones.

Reseña de La Panaderia Vicentino’s

August 12, 2009

Por: Pedro Portillo

99 Broadway

Somerville, MA

617-776-0138

Para una familia de inmigrantes es difícil dejar atrás todo lo conocido, los paisajes, la gente y especialmente la comida. Así fue de difícil para la señora Isabel Quintanilla, una inmigrante de El Salvador que desde 1998 decidió dejar su país y venirse a trabajar a los Estados Unidos en busca del sueño americano. Su sueño se hizo realidad el día en que Vicentino’s Bakery abrió sus puertas, “no es fácil tomar la decisión de apostar por un negocio que no se había empezado antes en el área de Boston, pero tomamos el riesgo y con ayuda de Dios todo ha salido bien hasta ahora” dijo Irma Flores, propietaria del negocio. La puerta abierta permite que el aroma a pan caliente y fresco se sienta a metros de distancia en la ciudad de Somerville, donde está localizada, la gente entra y disfruta del pan recién salido del horno, hecho a mano y con recetas que han atravesado el tiempo de generación en generación.

Todo empezó en San Vicente, departamento en el centro de El Salvador. La señora María de la Paz Quintanilla le enseño a Isabel como hacer el pan. Las fórmulas y medidas se guardaron en sus manos, no necesita tazas para medir y mucho menos lápiz y papel para escribirlo, todo estaba en su memoria. “Tuve que dejar de estudiar para ayudarle a mi mamá a sostener la casa y fue así como me adentré en el oficio de la panadería” nos contó Isabel. Los ingredientes del pan incluyen harina de trigo, manteca, sal, huevos, leche y uno que otro secreto que tal vez yo no sé. Hasta la fecha el pan conserva las mismas recetas y sin modificaciones sin importar la diferencia de los materiales, “Fue difícil tratar de encontrar los materiales adecuados para hacer el pan, las harinas aquí en Estados Unidos son muy diferentes” dijo Isabel.

La Panaderia Vicentino’s abrió sus puertas el 3 de Marzo del 2006 en un pequeño espacio en la 99 de la Broadway en Somerville. Como logo tiene la famosa torre de San Vicente y con un menú bastante extenso que incluye todo tipo de pan que se conoce en El Salvador. Entre esos están los salpores de arroz, alemanas, y tortas de yema, maríaluisa, budín, pasteles de piña y leche, viejitas y muchos más. Los clientes aprecian el sabor del pan y también el ambiente de la panadería. Una cliente frecuente confesó que “el pan de esta panadería es el más fresco y con mejor sabor, en los diez años de vivir aquí, un lugar como este nos hacía falta”. La música recuerda las fiestas anuales en el Parque de San Vicente, con las orquestas más conocidas del lugar, muchos se contagian con la nostalgia que guarda este pequeño rincón de El Salvador en Massachusetts.

Vicentino’s Bakery le da la bienvenida a clientes de El Salvador y de todas partes del mundo. El Pan ha sabido ser apreciado por personas de otras nacionalidades también por lo tanto el nombre del “Pan salvadoreño” se está internacionalizando atreves de este pequeño negocio que promete mantener el recuerdo de El Salvador en Massachusetts. Sus propietarios, quienes son los mismos trabajadores están orgullosos de poder llevar a la comunidad un poco del sabor de El Salvador. Vicentino’s Bakery promete entregar cien por ciento pan artesanal orgullosamente salvadoreño. “Creo que no hay nada mejor que la satisfacción de darse cuenta de cuánto la gente aprecia el sabor de nuestro pan y sobre todo los recuerdos que el pan trae a la gente”.

Reseña musical de “Un día normal”

April 21, 2009


Por: Yarini Espinal

Un Día Normal (2002) es el segundo disco compacto del cantante/compositor colombiano Juanes. El disco compacto fue producido en él año 2002. Su primer álbum Fíjate Bien (2000) tuvo un éxito moderado, Un Día Normal fue más exitoso. Ganó muchos premios Grammys. Su segundo álbum tuvo mucho éxito en América Latina y fue clasificado dorado en Colombia durante sus primeros días de venta. Después, llegó a ser multi-platino en otros países como México, España y hasta los Estados Unidos también. El álbum hasta dejó una marca nueva en la lista Billboard de éxitos de los mejores álbumes latinos y Un Día Normal duró dos años en la lista.

Juanes, Juan Esteban Aristizábal Vázquez, nació el 9 de agosto 1972 en Medellín, Colombia. Cuando él era un adolescente él fue influido por la música heavy metal, especialmente la música del grupo Metallica. Juanes después fue parte de una banda de rock colombiano llamada Ekhymosis, con tres amigos  más. El grupo Ekhymosis, fue formado en el año 1988 y su música tenía influencia de Metallica junto con música latina popular de ese tiempo. Sus canciones hablaron de las injusticias de muertes inocentes que ocurrieron en Medellín. El grupo luchó para obtener un sonido original, no querían ser el Metallica hispano, si no producir rock colombiano. En el año 1997, el grupo controversial estaba en el apogeo de su carrerra, siendo unos de los grupos más importantes de Colombia, pero meses después, rompieron por problemas que ocurrieron cuando los miembros no podían decidir cuál iba a ser el futuro del grupo.  Fue cuando pasó que Juanes pudo comenzar su carrera como solista.

Un Día Normal es un álbum lleno de palabras de amor y de la vida. En total, el disco compacto tiene 8 canciones. El tema del álbum se puede obtener en la primera canción. Juanes habla del agradecimiento de la vida y amor, también de traición en canciones como “La paga” y “Mala gente”. En su canción más famosa “A Dios le Pido” Juanes habla con unas palabras tan bonitas llenas de amor. Él canta, “A Dios le pido un segundo más de vida para darte y a tu lado para siempre yo quedarme, un segundo más de vida para darte y mi corazón entero entregarte”. Él le pide a dios por los días y la noche y que si él se muere que sea de amor. La canción tiene una mezcla de ritmos de reggae y de cumbia. La segunda canción llamada “Es Por Ti” es muy romántica, hablando de las partes de una mujer específicamente sus labios, piel y ojos. Juanes usa repetición diciendo que es por ella que él se siente renovado. La canción más favorita mía del álbum fue “Fotografía” con Nelly Furtado que habla de la ausencia de un amor. Mi introducción a Juanes fue sensacional, recomiendo su música porque él habla de temas pertinentes y su música es muy relajante.

Imágenes del mundo hispano

February 3, 2009

La Paz, Bolivia

Reacción de la obra de Hugo Salcedo

June 16, 2008

Por: Karen Hernández

El viaje de los cantores (1987) de Hugo Salcedo es una obra original que se trata sobre la inmigración hacia los Estados Unidos. Al conocer a Hugo Salcedo mi primera opinión fue que el era muy inteligente. Su manera de hablar sobre México y sus problemas eran de un experto. El Sabia todo lo que estaba pasando en su país. El sabía muchísimas cosas sobre los presidentes y sus políticos, también de las injusticias pasando por el país. En cada clase que íbamos el tenia respuesta a todo lo que se trataba de estas cosas. En una de las del profesor Rodríguez los estudiantes le preguntaron sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) y lo que pensaba acerca de eso. Su respuesta fue excelente, dijo cosas que ni yo sabía que estaban pasando. Yo no sabía que el TLC estaba causando tanto daño en México. Los granjeros del país han perdido mucho por culpa del TLC. Es casi imposible para la mayoría de los campesinos competir con el precio de las cosechas baratas que vienen de Estados Unidos. Hugo Salcedo explicó como por esto muchos campesinos han perdido trabajo y por eso emigran a los Estados Unidos.

Sobre traducir la ponencia de Salcedo, “Manifestaciones políticas en algunos pasajes de la literatura dramática de México” era muy difícil de traducir. Para entender un solo párrafo, lo tuve que leer a lo mínimo cuatro veces. El vocabulario era muy difícil y tuve que usar el diccionario varias veces. Primero lo trate de de traducir exactamente al inglés. Después traté todo lo posible para que sonora bien. La traducción demoro mucho tiempo y fue muy difícil. De toda la experiencia la traducción me gusto menos que todo.

El día de la presentación de El viaje de los cantores yo no estaba nerviosa por traducir el papel. Con toda honestidad me gustó leer delante de toda esa gente, yo no tengo ningún problema en hablar en inglés delante de gente, es solamente en español que me siento nerviosa. Yanitza también lo hizo muy bien, se le salió mucho su acento boricua que tiene, pero yo creo que eso fue perfecto para la situación. Me gusto como después había lugar para hablar sobre la obra y la presentación de la obra. Yo definitivamente lo haría de nuevo, pero no la parte de traducir.

Otra reseña de Cidade de Deus

November 14, 2007

Por: Juan Jiménez

La película que yo vi fue “Cidade de Deus” y es una de las mejores películas que yo he visto. Esta película ganó cuarenta y nueve premios y fue nominada a cuatro “Oscars”. Los directores son Fernando Meirelles y Katia Lund. Es una película bien fuerte. Hay mucha sangre y violencia, pero me gustó porque mostró la realidad de la vida pobre. Esta película muestra las cualidades del Cine Tercer Mundista. No se enfocaba en lo bello de la vida pero en lo feo de la pobreza y corrupción. Era una película ‘gángster’. La historia de la película era bien hecha. La parte más fuerte era al final de la película cuando dicen que el narrador Buscapé era el fotógrafo Wilson Rodrígues, y que la historia de esta película era verdadera.

El lugar de esta película es una favela de Rio de Janeiro Brasil durante los años sesenta, setenta, y ochenta, llamada la Ciudad de Dios. El narrador se llama Buscapé o “Rocket”. En toda su vida siempre había gamberros, y su hermano mayor era uno. Lil Dicé era otro gánster que mató al hermano de “Rocket”. Lil Dicé que cambió su nombre a Lil Zé cuando envejeció. El y Bene controlaban la mayoría de la Cuidad de Dios. Bene era el mejor amigo de Lil Zé y también un gánster. Ellos vendían muchísimas drogas. Carrot, otro gánster controlaba una parte pequeña de la ciudad. Cuando Knockout Ned, el mejor tino de la ciudad, se juntó con Carrot comenzaron una guerra contra Lil Zé. Durante la película había muchas tentaciones para el narrador, pero él se mantuvo fuerte y decidió no meterse en la vida de pandillero.

La película entera era histórica porque esto pasó en la vida real. El narrador es una persona real, y los gángsteres eran personas de verdad. Esto es lo que te impacta tanto cuando tú ves esta película; la realidad que esto pasó en Brasil. Tanta violencia y corrupción con los gángsteres y la policía. Yo creo que el tema de esta película es que en tiempos tan malos, y violentos, todavía hay personas que pueden hacer cosas buenas y pueden alcanzar sus sueños.

Yo creo que esta película es muy buena, pero al mismo tiempo es una película bien fuerte. Hay mucha violencia. La cosa que me encanta de esta película es que es una historia real. Es la historia de Wilson Rodrigues o “Rocket”. El se hizo famoso por tomarle fotos a Lil Zé durante la guerra contra los otros gánsteres. Yo recomiendo esta película, pero si no le gusta ver mucha violencia, no la recomiendo porque hay muchísima.

Akismet
Protected by Akismet

Wordpress
Blog with WordPress